MarlKatharina und Salina klein, 7 de julio del 2016. Salina y Katharina acaban de volver de su prácticas en una residencia de la tercera edad en Creil, Francia. Salina dice: “Me encantó el trabajo con la gente porque era muy abierta y nos incluyó en todas sus actividades.Por supuesto era un poco dificil al principio sobre todo por el idioma, pero simplemente por escuchar el francés cada día, se ha mejorado bastante. Lo que más me gusto era mi familia anfitriona!” Katharina comenta sus experiencias así: “Cuando no me entendían o yo no entendía, mis compañeros intentaron explicarme de que hablaban. Me lo explicaban muy despacio y nos ayudaron con cualquier pregunta que tenia. Nuestro día laboral empezaba a las 9:30 y trabajabamos hasta las 16:30. Era muy divertido porque cada día era diferente: El lunes por ejemplo había una clase de Zumba y el jueves era el día de ir al cine. Nos sentimos muy bienvenidas y conocimos a mucha gente abierta y amable!”

Menü