Hazebrouck/Cassel, 9 de enero del 2018. Ellen cierra su informe de prácticas con las palabras: “Me inspiró mucho y era una aventura poder aprender tanto.” La joven realizó sus prácticas en dos colegios diferentes en las ciudades francesas Hazebrouck y Cassel ubicadas cerca de Lille. En los colegios ayudó durante las clases de alemán en diferentes cursos y lo pasó muy bien. Ya el primer día reconoció que hay muchas diferencias entre los sistemas educativos en Alemania y Francia. Le sorprendieron el patio vigilado por autoridades de seguridad y también que sólo se podia entrar el colegio con carne de estudiante. Además notó la diciplina de los alumnos franceses. Tanto en el colegio como en la vida cotidiana Ellen podía mejorar sus conocimientos del frances – y todo sin la ayuda de sus profesores en Alemania.

Menü